Viajar con millas se hizo más barato para los vuelos al interior

0
410

Los programas de puntos se ajustaron, los viajes internacionales se encarecieron y se ofrecen menos lugares

Por Katherine Villavicencio  | Para LA NACION

Ushuaia, Bariloche y El Calafate ahora están «más cerca» de Buenos Aires; Río de Janeiro se alejó unos cuantos kilómetros y Europa parece más lejana que antes. Los programas de socios de las aerolíneas vienen haciendo cambios en los últimos tiempos: unos incorporaron destinos, promociones y nuevas formas de sumar kilómetros, y otros ajustaron la cantidad de millas que se requieren para viajar dentro y fuera del país.

El cambio más significativo fue el de Aerolíneas Argentinas, que desde marzo cambió su tradicional sistema de puntos por millas. Sus socios conservan el mismo número de cuenta y ya habrán observado una conversión de sus puntos acumulados. Cada uno se canjeó por 14,93 millas, según publicó en un comunicado oficial en su sitio web.

Con el ajuste también se establecieron nuevos cuadros de destinos y valores, que en su mayoría permiten viajar «pagando» menos millas a destinos del interior de la Argentina. Por ejemplo, para obtener un boleto de ida y vuelta de Buenos Aires a Córdoba en clase promocional se requerían 800 puntos (unas 11.950 millas después de la conversión que hizo Aerolíneas); ahora, 8000 millas, lo mismo que ir a Rosario, Mar del Plata o Santa Rosa.

Destinos más largos, como Ushuaia, Bariloche o Salta, que necesitan entre 1200 y 1600 puntos (18.000 o 24.000 millas), bajaron a 15.000.

Los destinos internacionales, en cambio, sufrieron una devaluación del «dinero» de las aerolíneas. Aunque para ir a Montevideo o Punta del Este ahora se requiere igual millas que para Córdoba, volar a Río de Janeiro, San Pablo o Chile exige unas 600 millas más.

Europa fue el destino que más se encareció. Antes, se necesitaban en promedio 4500 puntos (68.000 millas) para destinos como España o Italia. Hoy se requieren 80.000.

Otras aerolíneas como LAN, American Airlines o Lufthansa no han registrado ajustes en la cantidad de millas requeridas, aunque para destinos con alta demanda, como Estados Unidos, se complica encontrar una fecha a elección. En todos los casos, los boletos aéreos están sujetos a disponibilidad de espacio.

Santiago García Rúa, responsable de la publicación especializada Aviación News, asegura que durante muchos años no se les prestaba tanta atención a los programas de millas, pero hoy se han vuelto casi «una obsesión», por acumular y viajar. Esto de la mano del consumo de tarjetas de crédito, que permiten acumular puntos para fidelizar a sus clientes.

Tarjetas como Galicia Aerolíneas Plus, BBVA Francés Lanpass y American Express dan al cliente un punto o una milla por cada dólar de consumo, que luego pueden canjearse con la aerolínea.

American Express tiene un programa de puntos que no caduca y que luego permite al cliente elegir de entre el grupo de aerolíneas con las que tiene convenio. Un boleto a Brasil, por ejemplo, se consigue desde 20.000 puntos. La cantidad, informaron en la entidad, depende de la aerolínea, porque los puntos no tienen el mismo valor; varían de acuerdo con el convenio firmado.

Lufthansa, cuenta Corina Hanisch, coordinadora de Marketing y comercio electrónico, no tiene acuerdo con tarjetas locales, pero trabaja en su implementación. En su programa es posible acumular millas con las estadas en hoteles y alquileres de autos, y por vuelos en Business Class acredita el 200% de millas y en First Class, el 300%.

Lanpass, con 1.330.000 socios en la Argentina, incorporó en 2011 el Catálogo Lanpass, para que los socios que no cuentan con la cantidad de puntos necesaria para canjear boletos puedan optar por otros productos, como bebidas, celulares, consolas y videojuegos, electrodomésticos, perfumes, entre otros.

García Rúa advierte que la tendencia que empieza a tomar fuerza es la acumulación de millas empresariales. Actualmente, muchos pasajeros acumulan para ellos las millas de los viajes de trabajo. Pero hay corporaciones que los juntan para otros vuelos de negocios.

Es más frecuente en líneas europeas, pero en la Argentina, American Express presentó su programa de recompensas Corporate Membership Rewards, que permite a las pymes hacerlo.