CONTINÚA EL CAOS AÉREO. LAS PÉRDIDAS SERÍAN MILLONARIAS

0
151

CONTINÚA EL CAOS AÉREO. LAS PÉRDIDAS SERÍAN MILLONARIAS

El caos sigue siendo el denominador común de la actividad aérea en el Cono Sur, poniendo al borde de un ataque de nervios a pasajeros y aerolíneas. Sin saber a que atenerse y con programas de vuelos que se activan y desactivan, la crisis que se inició el 4 de junio cuando la erupción del volcán chileno Puyehue afectó primero a la Patagonia y se extendió luego a Buenos Aires – debieron cerrarse varias veces los dos principales aeropuertos argentinos, como son Ezeiza y Aeroparque -, y a aeropuertos de Montevideo, Asunción y el sur de Brasil. Pero no fueron las compañías de esos países las únicas afectadas, ya que aerolíneas internacionales también debieron cancelar o derivar sus vuelos ante la imposibilidad de operar localmente. Fue así que por segunda vez en cinco días, el lunes no despegó ni aterrizó un solo avión desde los aeropuertos de Buenos Aires. Mientras las compañías argentinas, apoyadas en las resoluciones del Comité de Crisis, mantuvieron suspendidos sus operaciones a Aeroparque y Ezeiza hasta el miércoles, las brasileñas decidieron reanudar un día antes sus servicios en base a los resultados de una consultora privada especializada en temas ambientales y meteorológicos que determinó que el nivel de concentración de cenizas en Buenos Aires, Montevideo y Rosario no implicaba riesgo para las operaciones aéreas. De la misma manera que resulta prácticamente imposible predecir cuando volverá la normalidad – aunque algunos técnicos hablan de al menos una semana más de actividad en el volcán –, los especialistas se niegan a estimar las pérdidas para las aerolíneas después de 10 días de caos. Los que se atrevieron a esbozar un número hablaron de entre 12 y 15 millones de dólares.

 

PROPONEN CREAR UNA CLASE INTERMEDIA PARA VUELOS DE CABOTAJE PARA PALIAR LAS PÉRDIDA POR LAS CENIZAS

Justamente para tratar de paliar parte del quebranto económico que representa para las aerolíneas nacionales los efectos derivadas del volcán Puyehue, éstas le habría solicitado al secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi, la posibilidad de crear una clase intermedia entre la económica y la business para vuelos de cabotaje que les permita mejorar los ingresos sin burlar los topes máximos autorizados. La nueva clase, que aun no tiene nombre y que implicaría una serie de beneficios para los pasajeros que estén dispuestos a abonar dicho diferencial, no implicaría asientos más anchos o modificaciones en los interiores de los aviones.