MANO A MANO CON GUSTAVO LOPETEGUI EN BAHÍA BLANCA

0
153

MANO A MANO CON GUSTAVO LOPETEGUI EN BAHÍA BLANCA

En un mano a mano con los periodistas invitados, Gustavo Lopetegui, gerente general de LAN Argentina; adelantó que este año serán dos los A320 que se habrán de incorporar a la flota, por lo que la empresa dispondrá de 12 A320 (dos para regionales y 10 para doméstico) y 2 B767 para internacionales. La llegada del primero de los A320 en abril fue lo que les permitió sumar ahora a Bahía Blanca a su red de rutas de cabotaje. Y si bien el directivo reconoció que hay varias plazas comercialmente interesantes dentro de la Argentina, la llegada del segundo equipo, previsto para mediados de septiembre, estará destinado fundamentalmente a incrementar frecuencias en rutas ya atendidas. Tal es así que Neuquén, Salta y Tucumán contarán con tres vuelos diarios mientras que Córdoba dispondrá de una sexta frecuencia. Otro A320 está previsto, según el plan de negocios, para 2012. “Estamos viendo si con esta flota de 15 aviones abrimos nuevos destinos o reforzamos rutas ya existentes. Nuestra idea es ir abriendo un destino doméstico cada año”, señaló Lopetegui. En materia de internacional el directivo destacó el éxito del vuelo Rosario–Lima, operado por LAN Perú, que arrancó con 4 frecuencias ya tiene 6 y en cualquier momento pasa a diario –y la novedad desde mayo del vuelo Quito-Buenos Aires (4 frecuencias semanales) a cargo de LAN Ecuador-. Respecto a la fusión de LAN con TAM, Lopetegui se mostró optimista, aunque advirtió que son procesos largos. “La unión de Iberia y British llevó más de tres años, pero es la única forma de competir en internacional”, dijo. No obstante advirtió que mientras la fusión no se concrete seguirán actuando ambas empresas como competidoras. Un dato interesante es que hoy las dos aerolíneas juntas disponen de 230 aviones (100 LAN y 130 TAM, en números redondos) pero tienen pedidos en firme por otros 200 equipos para los próximos cinco años, lo que significa casi duplicar la flota en poco tiempo. “Y eso trae aparejado más destinos, más frecuencias, más empleados. Cada avión que se incorpora –cuyo valor ronda los U$S 45 millones en el caso de los A320- demanda 160 nuevos empleados y el grupo tiene previsto sumar prácticamente un avión por semana”, se entusiasma el directivo antes de emprender el vuelo de regreso a Buenos Aires.