APAGÓN AÉREO EN BUENOS AIRES

0
109

APAGÓN AÉREO EN BUENOS AIRES

Si el presidente Obama hubiera decidido incluir a la Argentina en su gira por Latinoamérica, justo ese día el Air Force One no hubiera podido aterrizar en Ezeiza, y la repercusión hubiera sido mundial. Más de entrecasa, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner debió cancelar una visita oficial a Salta. Es que una imprevista falla en el sistema de comunicaciones entre los aviones y la torre de control obligó a cancelar la totalidad de los vuelos con origen y destino hacia el Aeropuerto de Ezeiza, el Aeroparque Jorge Newbery y el Aeródromo de San Fernando afectando directamente a unos 300 vuelos y a unos 40 mil pasajeros. La interrupción -una falla en el computador central del sistema de comunicaciones y de los back up- se extendió entre las 13:10 y las 22, aunque recién se normalizó a medianoche, impidiendo que partieran vuelos, mientras que los que venían hacia los aeropuertos afectados tuvieron que demorar sus salidas en las escalas o ser derivados, como con la mayoría de los internacionales, a sus alternativas. Desde la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) reconocieron que el equipamiento es viejo y requiere una actualización, aunque hay quienes sostuvieron que lo que falta es mantenimiento e inversión. Según Ricardo Cirielli, secretario general de la Asociación de Técnicos Aeronáuticos, lo que se rompió fue el equipo alternativo ya que el primario está roto desde hace un año. Cierto o no, lo concreto es que el organismo carecía de un Plan B como para enfrentar la contingencia, lo que aumenta el riesgo de que los aeropuertos argentinos “en capilla” para la FAA bajen de Categoría 1 a 2.