“LA CULPA ES DE LOS MILITARES….”

0
297

“LA CULPA ES DE LOS MILITARES….”

La primera reacción de la mayoría de los gremios aeronáuticos cuando trascendió la posible búsqueda de socios privados para Aerolíneas Argentinas y Austral, fue echarle la culpa a una docena de controladores aéreos que aún revisten en Fuerza Aérea, que justo el día del reto presidencial en el Congreso espaciaban los vuelos en Aeroparque y Ezeiza más de lo habitual. Como si el hartazgo de la presidenta, después de haber cedido a todo lo que pedían, no venía por las cancelaciones provocadas días antes por las azafatas o la patética pelea que llevan adelante desde tiempos inmemoriales los pilotos de Aerolíneas y Austral por solo nombrar los casos más notorios. Frente al trascendido de que el gobierno estaría pensando en incorporar a socios privados, en un esquema de concesión similar al ferroviario, con la asistencia de empresarios amigos y subsidios, algunos gremios reaccionaron negando tal posibilidad, denunciando sin identificarlos “intereses de sectores privados”, amenazando con resistir utilizando “todas las herramientas a su alcance” o acusándose mutuamente de perseguir “intereses personales”. El comentario más duro, por lo menos a través de los medios, correspondió al diputado Ariel Basteiro, ex dirigente gremial y ex director por el Estado en Aerolíneas, quien salió a denunciar, sin identificar a quiénes se refería, “un complot orquestado por un funcionario nacional, un empresario argentino, el gremio de los pilotos de Austral y el sindicato de técnicos aeronáuticos, para empujar una nueva privatización -esta vez parcial- de Aerolíneas Argentinas”. Sintiéndose aludido, el líder de los técnicos, Ricardo Cirielli, reaccionó acusándolo de “mercenario” y de ser un “idiota útil a quienes quieren privatizar Aerolíneas”. Pese a las discrepancias, ambos coincidieron en interpretar que la presidenta no quiere la privatización de Aerolíneas y que todo no es más que un trascendido periodístico. Cirielli lo hizo mediante un argumento un tanto vanidoso: “Me reúno al menos una vez por mes con el ministro de Planificación, Julio De Vido, y nunca me manifestó que haya intención alguna de privatizar la empresa”. (Ver nota completa)