OTRA INTERNA GREMIAL OBLIGA A CANCELAR VUELOS. ESTA VEZ DE AUSTRAL

0
135

OTRA INTERNA GREMIAL OBLIGA A CANCELAR VUELOS. ESTA VEZ DE AUSTRAL

Un nuevo conflicto gremial, no muy claro por cierto, dejó esta vez a pasajeros de Aerolíneas y Austral sin volar este martes a la noche. Pese a haberse decretado la conciliación obligatoria esa misma noche, unos 20 vuelos de cabotaje habían sido cancelados o demorados, con el consiguiente arrastre para el resto del día. Los inconvenientes comenzaron cuando los tripulantes de cabina directamente no se presentaron a volar, supuestamente – ya que no hubo información oficial – por la falta de un «item» en el entrenamiento de las tripulantes de cabina para los aviones Embraer de Austral. Ricardo Frecia, secretario general de la Asociación Argentina de Aeronavegantes (AAA), justificó la medida ante la falta de cursos de capacitación para la tripulación de cabina que vuela los nuevos aviones. Sin embrago gente de la compañía reconoció que el reclamo es extraño ya que este personal había hecho los cursos en mayo y junio del 2010 por lo que contarían con los respectivos certificados de idoneidad que los habilita por un año a cumplir funciones en estos aviones. Directivos del gremio de pilotos de Austral – UALA – fueron más allá y afirmaron que la medida busca perjudicar a Austral en la eterna pelea entre personal de ambas compañías. El paro sorprendió también a los directivos de Aerolíneas que buscan por todos los medios no exhibir conflictos por lo que están dispuestos a ceder, según los mismos gremios, a cualquier exigencia con tal de mostrar una operación sin sobresaltos. Pero con siete gremios, en muchos casos enfrentados o divididos, el objetivo no es fácil por lo que muchos internamente sostienen que Mariano Recalde podría tener asignado otro destino dentro del gobierno después de marzo. Aerolíneas no es un buen lugar para estar en un año electoral para alguien con aspiraciones políticas. De concretarse su salida, Recalde se iría, como hizo antes Julio Alak, sin haber presentado un balance que explique como se utilizaron los U$S 1.800 millones aportados por el Estado a partir de julio de 2008 cuando el gobierno se hizo cargo de la administración de la empresa. Aunque la semana pasada el presidente de la compañía volvió a justificar los aportes oficiales al asegurar que «No operamos con un sentido comercial, sino con un sentido social». Y volvió a recalcar que la compañía vuela a 20 ciudades del interior que por la cantidad de pasajeros «ninguna empresa con fines de lucro lo haría». El funcionario se olvidó del aspecto social de los otros 35 millones de argentinos que aportan pero no vuelan ni a destinos como La Rioja o Santiago del Estero – justificativo para los U$S 500 millones anuales que recibe la empresa – y mucho menos a Madrid, Miami, Sydney o desde la semana que viene a México y en algunos meses, según lo prometido, a Londres