AEROLÍNEAS SE COMPLICA CON SU FLOTA DE LARGA DISTANCIA

0
135

AEROLÍNEAS SE COMPLICA CON SU FLOTA DE LARGA DISTANCIA

Pero mientras el perfil de la flota de corta y media distancia de Aerolíneas va tomando forma, los problemas abundan cuando de largo radio se trata. Quienes conocen el interior de la casona de Lezica al 4000, sede de APLA, aseguran que el humor de los dirigentes-pilotos no sería el mejor. El malhumor estaría relacionado con una promesa de Mariano Recalde a APLA, antes de comenzar la temporada alta, de que la flota B747-400 no sólo se mantendría sino que se incrementaría. Teniendo en cuenta que este año vence el contrato de dos de los tres equipos hoy disponibles, la promesa de la dirección de Aerolíneas era que alquilarían 3 ó 4 para tener un flota de 4 ó 5 para poder hacer dos vuelos diarios a Madrid. La desilusión llegó cuando un grupo de gerentes viajaron a Toulouse, la sede de Airbus, donde aseguraron que la flota B747 no va más. ¿Mintió Recalde para pasar la temporada sin problemas, se preguntan en la casona de Lezica? Además el directivo les había prometido que vendrían cinco A340/300 (el ideal serían A330, pero no hay disponibles para alquilar) y que se iría el LV-CEK, un equipo bien presentado interiormente (pantallas en todos los asientos) pero muy bajo de MTOW, lo que implica que deba volar penalizado en unos 60 asientos a Roma y Barcelona y muy limitados a Auckland. El LV-CEK era un avión por el cual no se pagaría nada, ya que el contrato era por horas voladas y el equipo estaba destinado a actuar como back up. La realidad es que está volando mucho y es muy caro. Actualmente la empresa tiene cuatro A340/200 en lease financiero, y tres A340/300 alquilados. Dos a ILFC, ex Air Canada, cuyo alquiler hace un año era de U$S 630.000 y U$S 605.000 por mes –excesivamente alto según los especialistas- aunque aseguran que el año pasado renegociaron el contrato y lograron una quita de U$S 30.000. El tercero es el muy limitado LV-CEK -solo apto para volar dentro del continente- alquilado a AWAS, que los pilotos no quieren por la cantidad de limitaciones operativas que tiene. En síntesis, la promesa era que se alquilarían 4 ó 5 A340/300, se devolvería el LV-CEK y que la flota B747-400, con otros aviones, se mantendría.