QANTAS CERRÓ UNA SEMANA NEGRA

0
122

QANTAS CERRÓ UNA SEMANA NEGRA

Luego del incidente con la turbina de su A380 y del B767 que tuvo que regresar a Perth minutos después de partir, este lunes el vuelo QF17 entre Sydney y Buenos Aires también debió retornar a Australia luego de detectarse un inconveniente en el sistema eléctrico de la aeronave. A bordo viajaban 199 pasajeros, tres integrantes de la tripulación de vuelo y 18 tripulantes de cabina. Con respecto a los A380, Qantas aún los mantiene en tierra y está realizando una investigación de los motores fabricados por Rolls-Royce que confirmó que la causa del fallo detectado en la aeronave que tuvo que aterrizar de emergencia en Singapur, es un problema específico de las turbinas Trent 900 de la firma y se debe a una falla en un rodamiento como la causante de una fuga de aceite. Airbus por su parte indicó que el incidente afectará las entregas del avión comercial más grande del mundo debido a las inspecciones necesarias y al reemplazo recomendado de sus motores, según declaró su CEO, Thomas Enders.