CIERRE DE AEROPARQUE: NI 45 DÍAS NI PISTA NUEVA

0
159

CIERRE DE AEROPARQUE: NI 45 DÍAS NI PISTA NUEVA

La semana pasada, frente a los rumores sobre una posible postergación de los obras programadas en la pista del Aeroparque Jorge Newbery y su consecuente cierre por 45 días, directivos de Aeropuertos Argentinos 2000 salieron a aclarar en forma terminante que las fechas eran inamovibles. Lo que había trascendido era que desde distintas dependencias del gobierno nacional, se presionaba para que los trabajos pasaran para el año que viene, especialmente para después de Semana Santa, haciendo coincidir la inauguración con la campaña electoral. También Aerolíneas habría presionado, y muy fuerte, por una postergación o en todo caso una reducción de los tiempos. Hasta hay quienes, por la presión que la empresa sigue ejerciendo, dudan que el cierre se efectivice. Mientras tanto hablan de improvisación y temor a que esto termine en una gran desorganización. El problema sería que a la gente de Comercial de Aerolíneas no le hace gracia, después del esfuerzo que significó mudar parte de las operaciones regionales a Aeroparque, volver a migrar a Ezeiza, aunque sea por un tiempo. Lo concreto, y pese a los argumentos sobre que la renovación del hormigón de la pista, su balizamiento y su ensanche, de acuerdo a lo que ordena el ORSNA y, peor aún, la Organización Internacional de Aviación Civil (OACI), es imprescindible para la categoría internacional del Aeroparque Jorge Newbery, es que esta semana se conoció el NOTAM -información sobre la operatividad de los aeropuertos- señalando que habrá cierres parciales en septiembre durante determinados días (8 en total, entre las 2:30 y las 6 de la mañana ) y totales desde el 4 de noviembre a las 00.00 y el 1º de diciembre a las 21. Es decir, 19 días menos que los originalmente proyectados. Lo que no queda claro, pese en que AA2000 insisten en que sí, es si se harán la totalidad de las obras proyectadas pese a la reducción del plazo para su ejecución. En particular, si se procederá al obligado ensanche de la pista exigido por OACI. Mientras el Aeroparque esté cerrado la totalidad de la operación se concentrará en Ezeiza -con excepción de SOL que operaría desde Palomar, siempre que consiga los servicios de la PSA-, lo que hace suponer la posibilidad de complicaciones en la operación por saturación y una caída del tráfico interno que en algunas empresas estiman para destinos no muy alejados de hasta un 50%. La totalidad de las aerolíneas privadas consultadas por Aviación News coincidieron, pese a reconocer los inconvenientes y perjuicios económicos que el cierre acarrea, que era preferible un cierre más prolongado pero que las obras por razones de seguridad se hicieran como estaban previstas.