OTRA VEZ EL GOBIERNO ARGENTINO SE ENTROMETE EN LA DISPUTA GREMIAL DE LOS AERONAVEGANTES

0
116

OTRA VEZ EL GOBIERNO ARGENTINO SE ENTROMETE EN LA DISPUTA GREMIAL DE LOS AERONAVEGANTES

Otra vez el Gobierno, a través del Ministerio de Trabajo, vuelve a inmiscuirse en las elecciones internas del gremio de los aeronavengantes (AAA) de Aerolíneas y Austral para apoyar, según todos denuncian y como ya lo había hecho hace seis meses, a una lista afín al Gobierno y al presidente de empresa. Lista que encabeza Ricardo Frecia pero que lidera la embajadora argentina en Venezuela, Alicia Castro. Seis meses atrás la lista Celeste, con Patricia Gispert a la cabeza, tuvo que ser puesta en funciones prácticamente a la fuerza por la Justicia ya que la lista Verde mantenía la posesión del gremio que había ganado con fraude comprobado. La jueza interviniente no solo tuvo que luchar con las trabas que imponía el Ministro de Trabajo sino también con el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, quien desobedeció una resolución judicial que ordenaba poner en funciones a la Comisión Directiva ganadora. Comisión que debía convocar en seis meses a elecciones, las que se están realizando ahora. Pero otra vez aparecen interferencias tratando de favorecer la lista oficialista que asesora, además, el padre del presidente de Aerolíneas, Héctor Recalde. Según denuncian, la lista Verde había impugnado el derecho a votar a las empleadas que están con licencia –por ejemplo por maternidad– lo que habría llevado al Ministerio a decidir que éstas votaran en una «urna observada», cuya validez será resuelta más adelante. La sospecha es que estos votos podrían ser válidos según le convenga o no a la lista Verde. Quienes sostienen esta teoría aseguran que el pacto entre Ricardo Frecia y Mariano Recalde se selló en un vuelo a Madrid cuando éste viajó para inaugurar la nueva sucursal de Aerolíneas en la capital española. Allí Frecia habría recibido el apoyo del presidente de la compañía para «ganar» las próximas elecciones a cambio de resignar una serie de beneficios contemplados en el Convenio Colectivo de Trabajo. Alicia Castro, desde Caracas, no habría quedado al margen de las negociaciones secretas posteriores entre Frecia y Recalde según denuncian los tripulantes.