A DOS AÑOS DE LA REESTATIZACIÓN DE AEROLÍNEAS, LOS NÚMEROS SIGUEN SIENDO LA MAYOR PREOCUPACIÓN

0
116

A DOS AÑOS DE LA REESTATIZACIÓN DE AEROLÍNEAS, LOS NÚMEROS SIGUEN SIENDO LA MAYOR PREOCUPACIÓN

El 21 de julio se cumplieron dos años desde el acto en el que la Presidenta de la Nación, junto a gremialistas y empresarios de la industria turística invitados, anunció desde Casa de Gobierno la reestatización del Grupo Aerolíneas Argentinas, decisión más tarde avalada por el Congreso. Quienes defienden la gestión oficial sostienen que hubo avances en el sentido de que se recuperaron algunas aeronaves, se compraron dos B737-700, se alquilaron otras 10 usadas y se inició el proceso de renovación de la flota de Austral con aviones Embrear, cuya primeras unidades entrarán en servicio entre agosto y septiembre de este año. También hablan de un mejor cumplimiento horario, con la colaboración de los gremios, y en una mayor utilización de la flota medida en horas block. Donde no hubo avances, pese a los anuncios, es en la renovación de la flota de largo radio, allí donde la compañía compite absolutamente en desventaja, ni en el proceso de expropiación de la compañía. Hoy Aerolíneas, pese al tiempo transcurrido, sigue siendo una empresa privada, propiedad del Grupo Marsans. Para algunos la demora es consecuencia de un complejo proceso legal -más a partir de la demanda a través del CIADI y la debacle del grupo español-, que podría demandar otros dos años para cumplir con lo resuelto por el Congreso. Para otros se trata de una ventaja -de allí que no haya apuro- ya que como sociedad anónima privada elude una cantidad de exigencias y controles que sí debe observar una empresa del Estado. Difícil saberlo. Pero el problema más grave a esta altura termina siendo la cantidad de recursos que su funcionamiento demanda. Derrame que ha llevado a algunos funcionarios a reconocer por lo bajo que «pasa el tiempo y no le hemos encontrado ninguna solución concreta al enorme déficit de Aerolíneas, por lo que no se debería descartar que nos pongamos a buscar con mucho interés el retorno de capitales privados serios para la empresa estatal» (Ver nota completa)