TRANSPARENCIA. ¿QUE TRANSPARENCIA?

0
257

 

Durante el reciente foro de líderes de líneas aéreas de América Latina y el Caribe, organizado por ALTA en Cartagena, el gerente comercial de Aerolíneas Argentinas, Juan Pablo Lafosse -máximo representante de la empresa en el evento-, insistió cada vez que se cruzaba con los periodistas argentinos en destacar que la actual gestión que encabeza Mariano Recalde se caracteriza por la transparencia. Sin embargo la semana pasada, cuando este último funcionario acompañado por el secretario de Transporte visitó el Congreso para exponer el plan de la compañía ante la Comisión Bicameral de Seguimiento de las Privatizaciones, lo primero que se pidió fue que no se permitiera a la prensa asistir a la presentación. Pese a que se trata de una empresa pública. Por lo que trascendió y por lo que dijeron luego ambos funcionarios, la empresa -según estos- ya no estará condenada a perder por cinco años, sino que ahora por arte de magia, en un año y medio o dos a lo sumo estará en equilibrio. ¿Cómo? En apariencia, el plan solo tiene una estrategia para cumplir con este cometido por demás llamativo: la simple renovación de la flota haría que la empresa -que nunca fue rentable- dejara de perder plata. Consultados varios profesionales del sector, todos coincidieron obviamente en que en efecto los aviones nuevos gastan menos en combustible y mantenimiento, pero son caros si no tengo mercado suficiente como para no hacer un uso intensivo de los mismos. «Nada hay más caro para una línea aérea que tener aviones durmiendo en los hangares». La semana pasada, para justificar las 7 horas (algunos hablan de 10 horas) de permanencia del B737-700 en Carrasco a la espera de la finalización del partido y los festejos, la excusa fue que si no estaba allí hubiera estado parado en Aeroparque sin hacer nada. ¿Está, aun antes que lleguen los nuevos aviones, sobredimensionada la flota de Aerolíneas? La estrategia de empresas exitosas como Gol se basa en aviones nuevos pero siempre en el aire. El alquiler de un B737-700 usado, como los que en este momento está sumando Aerolíneas, cuesta entre 200 mil y 250 mil dólares mensuales. (Ver nota completa).