FINALMENTE APARECIÓ LA FINANCIACIÓN PARA AVIONES EMBRAER

0
264

Mientras los B737-700 están en camino, según el gobierno, y las negociaciones con Marsans y Airbus ya estarían prácticamente cerradas, según asesores de ambas empresas, la visita de Cristina de Kirchner la semana pasada a Brasil puso nuevamente en el tapete la posibilidad de adquirir aviones Embraer para vuelos de cabotaje y regionales. Pero aquí también el tema financiación complicaba la operación. El fabricante brasileño le habría pedido al Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social de ese país, financiación para Aerolíneas Argentinas por U$S 700 millones para poder venderle unos 20 aviones modelo EMB 190 -cifra no confirmada- con capacidad entre 91 y 120 pasajeros. Un excelente avión, que muchos ven integrando la flota de Austral, para vuelos de cabotaje y regionales. La operación ya tenía autorización para despegar por parte del Comité de Financiación y Garantías de Exportaciones, responsable del análisis técnico del pedido, pero faltaba que se expidiera determinando la conveniencia política del negocio la Cámara de Comercio Exterior. Para el rechazo, el organismo contaba con argumentos tales como que Argentina ya había superado en créditos el límite de financiación que el gobierno permite, que el crédito se lo estarían ofreciendo a una empresa que acaba de despedir a 4.300 operarios -por Embraer- y en definitiva estarían favoreciendo a un país que levanta barreras comerciales a productos brasileños. A favor, que la financiación puede ayudar a una empresa que ha reconocido que por efectos de la crisis -en Estados Unidos, su principal mercado, las ventas cayeron un 45%- su recuperación puede estar en estas operaciones con la Argentina y con otros países de la región. El crédito para Aerolíneas por U$S 700 millones a devolver en 12 años, finalmente fue aprobado. El desembolso del mismo será aproximadamente en cinco años, a medida que se vayan entregando las aeronaves. La operación estará dentro del Convenio de Créditos Recíprocos (CCR), por el cual se rigen los bancos centrales que actúan como garantes en este tipo de financiación. Los primeros aviones podrían comenzar a llegar en octubre. La decisión podría también ayudar a avanzar sobre la posibilidad de lograr algún acuerdo entre Embraer y la recientemente reestatizada Área Material Córdoba, que estaba en manos de la estadounidense Lockheed, para fabricar componentes aeronáuticos o simplemente instalar un taller de mantenimiento en la región.