AEROLÍNEAS, UN COTO DE CAZA

0
180

Mientras el servicio de a bordo sigue sin mostrar mejora alguna, los directores por el Estado buscan en que negocios se puede intervenir o de que manera complacer a los padrinos que allí los depositaron. Al escándalo de hace dos semanas por el auspicio de un desfile de modas en Viña del Mar, le siguió ahora una embestida feroz para sacar del medio a Manzi Publicidad, empresa que desde hace 15 años edita la revista de a bordo de Aerolíneas y Austral, y cederle el lugar a una publicación que estaría pergeñando Sergio Spolsky, editor de Bae, el Argentino, y Radio América. Dicen que la orden, incluso antes de que el gobierno tomara la empresa, bajó del mismo Néstor Kirchner y que nadie se detuvo a explicarle que había un contrato de por medio y que la publicación -muy bien hecha, por cierto- no sólo no le cuesta nada a la empresa sino que ésta recibe un porcentaje por la publicidad vendida. Lo más llamativo de este proceso es que mientras se discute como se avanza en el tema -Carlos Manzí habría sido citado al Ministerio de Planificación Federal- Spolsky ya estaría promocionando y vendiendo publicidad para una publicación que supuestamente tendría una tirada de 100.000 ejemplares y el eslogan «La revista de interés general de Aerolíneas Argentinas». A decir verdad, la actual revista desentona con el estado deplorable de los interiores de la mayoría de los aviones, en especial los B-737/200 y 500.