NUEVO DIRECTORIO EN AEROLÍNEAS

0
107

Tal como se suponía la designación del nuevo directorio de Aerolíneas Argentinas, después de la Asamblea de Accionistas de la semana pasada y de la renuncia de todos los directores por el Grupo Marsans, no ofreció sorpresas: además de Julio Alak, que pasó de gerente general a presidente, el resto de los cargos fueron cubiertos por los mismos funcionarios que un par de semanas antes habían sido designados a cargo de la Unidad de Administración, organismo que tenía a su cargo conducir la empresa y desplazar en el manejo del día a día a los directores por el accionista privado. Héctor María García Cuerva fue designado vicepresidente, en tanto que Gustavo Jorge Simeonoff y Juan De Dios Cincunegui asumieron como directores en representación del Estado. Jorge Mateos y Javier Acosta representarán a los trabajadores en Aerolíneas y Austral bajo el Programa de Propiedad Participada. Lo único curioso es la reducción del número de directores -pasó de 12 a 5-, decisión que se habría tomado para evitar las presiones que algunos sectores, especialmente de parte de los gremios, venían ejerciendo para sentar sus representantes en la mesa ovalada del 9º piso de Bouchard. Está claro que ninguno de los directores exhibe un currículum cercano a la actividad aerocomercial. En cuanto a los gerentes, si bien se habla de desvinculaciones -APLA habría pedido el despido de 250 personas- lo concreto hasta ahora es la salida del hasta hace poco vocero de la compañía, Jorge Molina. Jorge Pérez Tamayo pidió -pícaramente- volver a las ocho gerencias «como era cuando la empresa era del Estado». Se refiere a los gerentes de Área que en la actualidad son 10. Los otros son los gerentes de División, segundo nivel -incluye los gerentes de sucursales, por ejemplo- que tanto en una u otra etapa sumaban un número importante en una empresa con 9 mil empleados y muchas especialidades.