GUERRA ENTRE LOS TÉCNICOS

0
132

Una serie de cartas documentos y denuncias por agresiones y destrozos enfrentaron estos días a buena parte de la Comisión Directiva de APTA con su secretario general, Ricardo Cirielli. Como se recordará, este dirigente gremial retomó la conducción del sindicato luego de su salida de la Subsecretaría de Transporte Aerocomercial a donde había llegado de la mano de Néstor Kirchner al inicio de su gestión. Enfrentado con su jefe directo, Ricardo Jaime, secretario de Transporte, despechado con Kirchner y con Hugo Moyano, que no apoyó su permanencia en el Gobierno, Cirielli retornó al sillón que su segundo, Juan Pappalardo, ocupó mientras él ejercía su rol de funcionario. Pappalardo y parte de la Comisión Directiva del gremio acusó estos días a Cirielli de manejarse unilateralmente, tomar decisiones no consensuadas y arbitrarias, al tiempo que lo intimó «a que se abstenga de adoptar cualquier decisión o realizar actos que competan a dicho organismo». También lo acusan de haber acudido a una asamblea convocada la semana pasada con barras bravas ajenas al sindicato, quienes habrían provocado destrozos en la sede de gremio. Del mismo modo quienes fueron sus compañeros de lucha lo acusan de haber decidido por su cuenta el encolumnamiento de APTA a la central que conduce Luis Barrionuevo por su pelea con Moyano. También lo culpan de haberse distanciado en el actual proceso de Aerolíneas del resto de los gremios que apoyan la reestatización de la empresa. Seguramente por estas horas Cirielli hará su aparición pública.