MIENTRAS TANTO, ¿QUÉ PASA CON LA COMPAÑÍA?

0
278

Además de la confirmación de que ya son cerca de U$S 125 millones lo aportado por el Estado desde que se hizo cargo de la empresa, la semana pasada el gerente de Flotas, comandante Amilcar Fernández, debió renunciar a su cargo por no contar con el apoyo de APLA, mientras que tres asesores de Julio Alak -uno para operaciones, otro para el aérea técnica y un tercero para el área comercial, todos ellos con experiencia en la industria- tendrían limitado su accionar por interferencia también de los gremios. Hay que tener en cuenta que Alak, actual gerente general, no tiene experiencia en la actividad y que su trayectoria profesional se apoya en sus 16 años como Intendente de La Plata. Entre los temas que se discuten estos días en la compañía figura la contratación de unos 200 nuevos pilotos para Aerolíneas, pese que ésta cuenta con 700 profesionales, lo que da una relación piloto/avión muy alta, y que por ahora estos vuelan un promedio de 28 horas por mes. La sospecha es que los dirigentes de APLA estarían preparando el terreno para reclamar la devolución de los seis MD que hoy militan en Austral. De concretarse, se estaría nuevamente ante un previsible frente de tormenta. También hay quienes proponen dentro de la empresa dos jefes de flota para el caso en que la empresa decida traer A319 y 320, o sumar nuevos destinos internacionales, como por ejemplo extender el vuelo de Madrid hasta Zúrich, teniendo en cuenta que el B-747/400 debe permanecer hasta el regreso a Buenos Aires algunas horas estacionado en Barajas. Claro que quienes sugieren esta idea evitan analizar el costo que supone mover un avión de 400 lugares en un tramo tan corto -dos ciclos, combustible, tasas, más tripulaciones- de escaso éxito comercial. En los próximos días se sabrá dónde está el piloto de Aerolíneas.