LAS IDAS Y VUELTAS CON LA REGIONALIZACIÓN DE AEROPARQUE

0
747

Fue sin duda la noticia de la semana, por los cambios que implica, aunque ya había rumores unos días antes que varios medios, como Aviación News, adelantaron. También llamó la atención, aunque las autoridades hablen de “pura coincidencia”, el colapso que sufrió Ezeiza por migraciones el sábado cuando los pasajeros que llegaban del exterior demoraban tres horas en hacer su trámite de ingreso al país. Se habló, casualmente, de “aeropuerto saturado” pese a las obras que están a la vista, al punto que al día siguiente, domingo, todo volvió a ser normal. El lunes las autoridades decidieron dar marcha atrás con la desregionalización de Aeroparque que en julio de 2017 el anterior gobierno había decidido por un problema de “saturación”, en ese caso, de vuelos y espacio en plataforma para estacionar los aviones”. El aeropuerto ubicado en la ciudad de Buenos Aires fue, históricamente, exclusivo para cabotaje, excepto para vuelos desde y hacia Uruguay. El mérito de convertir el Aeroparque en un aeropuerto regional fue de Aerolíneas Argentinas a principios de 2010. Concretamente durante la gestión de Mariano Recalde. Con una diferencia: que solo Aerolíneas podía hacer desde allí vuelos regionales, lo que le daba una ventaja importante frente a sus competidores nacionales e internacionales cuyos pasajeros debían ir necesariamente a Ezeiza. Pero probablemente por inexperiencia o soberbia no advirtieron, hasta que ya era tarde, que esta industria por ser global se rige por una norma llamada de reciprocidad. Se dijo, entonces, que la idea había entusiasmado a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, por lo que nadie se animó a contradecirla. Cierto o no, las primeras que protestaron fueron las autoridades chilenas, pero realmente quienes ejercieron una presión insoportable fueron los brasileños, que amenazaron con no permitir a Aerolíneas operar los vuelos desde Aeroparque en los principales aeropuertos de San Pablo y Río. Fue así que Aeroparque, de mala gana, se abrió a la operación internacional para Lan, Gol y Tam hasta que el gobierno de Mauricio Macri, también con el argumento de la saturación por el incremento de los vuelos de cabotaje, puso reversa, y volvió el regional a Ezeiza. Pasaron solo dos meses. Este lunes el ministro Mario Meoni anunció que se permitirá a las aerolíneas volver a ofrecer vuelos desde y hacia países limítrofes en el Aeroparque Jorge Newbery. La justificación es que más de la mitad de las personas que llegan a Argentina desde el exterior lo hacen desde países de la región y “esto va a permitir promover el turismo hacia el interior, al facilitar que los turistas conecten en el mismo aeropuerto con destinos en el interior del país”. Además, de esta manera “agilizarán los trámites migratorios en el aeropuerto de Ezeiza, que muchas veces sufren demoras por la gran demanda”. Una política distinta, por cierto, a la anterior cuando el ex ministro Guillermo Dietrich priorizaba los vuelos directos del exterior a las provincias. “El traslado se hará paulatinamente a partir de mayo para tomar las medidas necesarias que nos permitan evitar largas esperas”. Y agrega el comunicado del Ministerio que “a partir del 11 de mayo, Aerolíneas Argentinas será la primera compañía en operar desde Aeroparque vuelos internacionales de Brasil, Chile, Paraguay, Bolivia y Uruguay. ¿Significa que tendrá prioridad para elegir los slots?