AEROLÍNEAS NECESITARÁ ESTE AÑO U$S 700 MILLONES, CASI LO MISMO QUE PERDIÓ EN 2019. LA CULPA SIEMPRE ES DEL ANTERIOR

0
403

Durante el año pasado desde el Ministerio de Transporte y desde Aerolíneas Argentina se criticaba a Aviación News por estimar las pérdidas para 2019 entre los 600 y los 700 millones de dólares. La cifra no solo fue ratificada por el actual presidente, Pablo Ceriani, sino que también adelantó que este año necesitarán transferencias desde el Tesoro de unos U$S 700, pero lo justificó en el primer reportaje concedido a un medio, Página 12, que es “para paliar el déficit que se generará en el corriente año, que atribuyó a la situación de vulnerabilidad de la empresa por la gestión anterior”. Gestión que arrancó con Isela Costantini y concluyó con Luis Malvido en la que, a su vez, también se responsabilizó por no bajar más las pérdidas (prometían déficit cero), a la herencia recibida, entre otras cosas, por tener que pagar aviones (Embraer, Boeing, Airbus) que los anteriores habían comprometido. ¿Pero qué dicen en tanto los balances? Allí se puede observar que entre julio del 2008, cuando se reestatizó la empresa, hasta diciembre del 2015 (gestiones Julio Alak / Mariano Recalde) el gobierno le giró a la empresa (Ceriani fue Director Financiero) unos U$S 5.200 millones, mientras las pérdidas operativas sumaban U$S 5.600 millones de dólares. Tampoco queda claro en el reportaje cuando Ceriani asegura que entregaron la empresa con un patrimonio neto positivo de U$S 75,9 millones de dólares y U$S 200 millones en concepto de caja (liquidez). Omitió decir que entregaron la empresa con tres balances societarios sin ser presentados y que del balance del año 2015, auditado por un estudio externo de primer nivel, surge que Aerolineas tenía un patrimonio neto negativo de 100.439.716 pesos y Austral de 1.211.935.792. En esta Argentina políticamente inmadura, siempre la culpa es del anterior. Eso dijo Marsans cuando recibió a Aerolineas del Gobierno español, lo mismo argumentó el kirchnerismo cuando reestatizó la empresa, el PRO cuando asumió en diciembre del 2015 y ahora repitió el kirchnerismo/peronismo.