FINALMENTE LE LLEGÓ EL TURNO EN LA JUSTICIA A LAFSA, LA AEROLÍNEA QUE NUNCA VOLÓ

0
189

Finalmente le llegó el turno. Unos 25 empresarios y exfuncionarios -encabezados por Julio De Vido y Ricardo Jaime, ministro de Infraestructura y secretario de Transporte respectivamente- fueron citados a indagatoria por el juez Sergio Torres por el caso Lafsa, sin duda uno de los sainetes más notables en la historia de aviación comercial argentina. No tanto por el volumen del patrimonio estatal en cuestión -37 millones de pesos- sino por el absurdo de la existencia durante nueve años de una línea aérea que no tuvo aviones, que nunca vendió un pasaje y que nunca voló. Pensada para absorber los empleados de aerolíneas que quebraban (básicamente Lapa y Dinar), en 2003, a pocos días de dejar el gobierno, Eduardo Duhalde creó Líneas Aéreas Federales S.A. Pero fue durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner en los que, se sospecha, se hicieron negocios irregulares y se incurrió en gastos innecesarios. Se suponía que en 180 días la empresa debía privatizarse. Sin embargo estuvo en el Estado, con directores, gerentes, personal, oficinas, viáticos, cursos de capacitación, uniformes, etc., hasta el 2012. Su momento más oscuro -por lo que sus dueños también fueron citados por el juez Torres- fue durante su alianza comercial con la privada Southern Winds, de los hermanos Maggio, a quien se sostenía con fondos públicos canalizados a través de Lafsa, hasta que la empresa capotó por un escándalo de drogas en el aeropuerto de Madrid. Las 25 indagatorias están programadas para comenzar el 2 de agosto y finalizar el 26 con la comparecencia del ex ministro de De Vido, procesado además por la tragedia de Once. El 1º de septiembre deberá comparecer Ricardo Cirielli, entonces subsecretario de Transporte Aerocomercial, el 12 el hermano del ex gobernador de Buenos Aires, Nicolás Scioli, director de Lafsa, y el 22 el multiprocesado Ricardo Jaime.