POR CONFLICTO GREMIAL, AEROLÍNEAS ESTUVO AL BORDE DEL PARO

0
147

POR CONFLICTO GREMIAL, AEROLÍNEAS ESTUVO AL BORDE DEL PARO

Aerolíneas Argentinas estuvo al borde de un paro justo cuando comienzan las vacaciones por un conflicto entre pilotos. O mejor dicho, entre gerentes pilotos. Un informe realizado por la consultora estadounidense Oliver Wyman, contratada por la dirección para mejorar la gestión de la empresa, objetaba el envió de 15 pilotos -con sus respectivas esposas según los convenios vigentes- a realizar simulador de B-737/500 en Auckland, Nueva Zelanda. Lo llamativo es que la compañía cuenta con un equipo de instrucción similar desde 2004 en Ezeiza. Es una constante que los pilotos de B-737/500 se quejan de esta «desventaja» respecto a sus colegas ya que se pierden los jugosos viáticos que supone asistir en el exterior a este entrenamiento. El costo de mandar un tripulante a simulador supone una erogación para la compañía de 11 a 12 mil dólares sin contar pasajes. Con los informes de la consultora a la vista, Daniel Riva, reputado piloto de A340 y gerente de operaciones desde antes de la reestatización, acordó con el presidente de la aerolínea, Mariano Recalde, el desplazamiento (los pilotos dejan las gerencias pero no la compañía) del jefe de Línea B-737/500 Daniel Biró, casualmente hermano de Pablo Biró, vicepresidente del gremio de pilotos. Jorge Pérez Tamayo, presidente de APLA, salió entonces en defensa de Biró y amenazó con hacer renunciar a todos los instructores, lo que hubiera llevado a la paralización de la compañía justo al inicio de las vacaciones. El argumento del piloto-gremialista fue que el simulador de Ezeiza solo tiene disponibles turnos a la noche, por lo que desde el punto de vista del servicio era más conveniente hacer el curso durante el día en Nueva Zelanda. Lo que no está claro es si en el análisis de costos están contemplados los 30 pasajes en clase ejecutiva en una época del año de alta demanda y los viáticos. Encima por los husos horarios, la estadía en Auckland, por lo tanto los días de viáticos, se prolongan. Para los pilotos la responsabilidad es de las gerencias de Instrucción y de Recursos Humanos. Lo concreto es que Recalde dio marcha atrás con la decisión de separar a Biró, lo que llevó a que sus superiores, Riva y Alberto Cárrega, gerente de flota, se sintieran desautorizados por lo que presentaron sus renuncias. Riva deberá permanecer no obstante en su cargo hasta que haya un reemplazante, ya que la legislación internacional impide operar a una línea aérea sin gerente de operaciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here