NUEVO INTENTO POR CERRAR ANTES DE LAS ELECCIONES EL ACUERDO CON MARSANS Y AIRBUS

0
206

A principios de semana, otra vez Vicente Muñoz y Eduardo Aranda, los negociadores del Grupo Marsans, aterrizaron por Buenos Aires, aunque la estadía fue corta ya que el martes fueron convocados de urgencia a Madrid para seguir allí – donde se discute la financiación – las conversaciones. Ya habían estado la semana pasada, coincidiendo con la gente de Airbus, aunque las negociaciones, pese a lo que muchos suponían y esperaban, no concluyeron. Esta semana es decisiva ya que no le quedaría tiempo al gobierno para utilizar el acuerdo con Airbus antes de las elecciones legislativas del próximo domingo. Quienes saldrían perdiendo en caso de fracasar ahora el compromiso sería el Grupo Marsans ya que se enfriaría el interés del gobierno por apurar el acuerdo. Esto no significa que no se pueda concretar: Aerolíneas necesita aviones y el gobierno financiación. Airbus y Marsans tienen los primeros, el gobierno español aparece como uno de los pocos dispuesto a aportar lo segundo. Para ello, como señalara Aviación News, el Consejo de Ministros a requerimiento de José Luis Rodríguez Zapatero instruyó el 29 de mayo al Instituto de Crédito Oficial (ICO) para modificar las condiciones de la línea de crédito otorgada a la Argentina en 2001 -préstamo por U$S 1.000 millones concedido en su momento para ayudar al país a atravesar la crisis más grave de su historia- que ahora se ampliaría en 250 millones de euros y que servirían para adquirir parte del paquete de aviones Airbus ordenados por Marsans. Estos últimos recuperarían un adelanto de U$S 150 millones, se liberarían de parte del compromiso asumido con Airbus y desistirían de demandar a la Argentina a través del CIADI. España cerraría de esta manera el error de la entonces estatal Iberia que les succionó a los contribuyentes cerca de U$S 3.000 millones en estos casi 20 años. Al gobierno argentino le quedaría conseguir el resto de los fondos para completar una operación con Airbus por unos U$S 1.000 millones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here